Páginas

sábado, 30 de mayo de 2009

Carta de Navegación 2/ por El Almirante

1
La televisión en diferido por Internet suele colgar en exceso programas de entretenimiento, porque vivimos-como ya sabemos- en el solar de los aburridos. Sin embargo, hay honrosas excepciones, como la cadena CUNY TV de Estados Unidos. Se trata de una estación que emite por cable y en cuya programación podemos encontrar la serie "NUEVA YORK", dedicada a mostrarnos el quehacer de los latinoamericanos en esa metrópolis. Particularmente interesante es el episodio número 49; recomiendo en especial su primera parte, es decir la entrevista al joven cineasta Alex Rivera, quien nos habla de su atípica película de ciencia ficción “Sleep dealer”. Aquí les dejo el enlace
[Real Player]

2
El blog especializado en cine documental “Naranjas de Hiroshima” ha puesto recientemente en su ‘programación’ la película brasileña “La isla de las flores”, del director Jorge Furtado.
“Una película indispensable para comprender los mecanismos de la globalización”, leemos en la presentación, en la que se añade: “Sin duda los 12 minutos más potentes del cine brasileño.”

viernes, 29 de mayo de 2009

Músicas/1: el repertorio popular sefardí [primera parte]

Con esta nota quisiera presentar al lector la música sefardí; más concretamente, su repertorio popular.
Colecciono música sefardí desde hace más de veinte años y me he preocupado de leer sobre el tema regularmente.
Los hispanohebreos expulsados en 1492 de España se desperdigaron en varias direcciones: unos, a Portugal y Holanda; otros, al norte de Africa, especialmente Marruecos, Argelia y Túnez. Hubo familias que partieron aún más lejos: Turquía, Grecia y a lo que es hoy Bosnia Herzegovina.

Cuando escuchamos música sefardí, notamos enseguida que ésta ha asimilado, en alguna medida, la tradición del país de acogida, ya sea porque se adoptan sus ritmos o se incorpora uno o más instrumentos del nuevo territorio. El repertorio musical sefardí sale así enriquecido; obviamente oímos las letras cantadas en ladino, siempre evocadoras, pero ahora dinamizadas por bellos toques de música griega, turca o árabe.

Mi primera experiencia con la música sefardí fue el disco “Songs of the Sephardim",del grupo neoyorquino La Rondinella.
Aquí, el acercamiento a este repertorio es más bien clásico, como si de música seria se tratara;pero no hay rebuscamiento:el acompañamiento es sobrio y la notable interpretación de la solista Alice Kosloski se encarga de preservar el hondo lirismo popular de este repertorio, sobre todo cuando nos canta Yo me enamoré de un aire o En la mar hay una torre.

Con el tiempo, descubrí a mi amadísima Françoise Atlan, solista franco-argelina que también cultiva la música arabigo-andalusí.
En su primer disco, “Romances sefardíes, entre la rosa y el jazmín”, Françoise nos acerca al repertorio sefardí acompañada por un trío compuesto de percusión, laúd y flauta. Con este fino trabajo, Francoise Atlan demuestra que la lírica popular no es un supuesto fantasma que recorre la literatura o la música sino un fenómeno de palpable existencia; aunque esto ya lo había demostrado la señora Margit Frenk en su preciosa antología “Lírica española de tipo popular” (Cátedra, 2001).

De la parte griega, es imprescindible escuchar a la grandiosa
Savina Yannatou, a quien tuve la suerte de oír el año pasado en la sinagoga de Estocolmo, dentro del programa del festival de músicas del Mediterráneo y del Medio Oriente. Su disco “Primavera en Salonico”, de 1995, nos sitúa frente a las versiones más hermosas del repertorio sefardí, en especial el inolvidable tema Ya salió de la mar la galana.

Ahora, si nos trasladamos a Bosnia Herzegovina, nos encontraremos con la notable Flory Jagoda, uno de mis intérpretes preferidos dentro de la música sefardí. Flory no sólo recrea con su canto el repertorio tradicional sino que además compone sus propias canciones, como lo comprobamos en los discos “La nona kanta” y “Memories of Sarajevo: judeo-spanish songs from Yugoslavia”. Siguiendo este enlace, los lectores podrán escuchar a Flory Jagoda en la Librería del Congreso, en Washington, Estados Unidos, país en el que reside actualmente.


Finalmente, los dejo con Janet y Jak Esim, de Turquía. Son de los intérpretes que más me gustan; recuerdo que los descubrí en 1992, gracias al disco “Sefardim 1: songs of spanish jews from Turkey", del sello alemán Feuer und Eis. Milagrosamente, encontré hace un tiempo en el Tubo esta hermosísima canción. Hasta una próxima.


miércoles, 27 de mayo de 2009

Escritores/1:evocación de Mario Benedetti

Quise sorprender a un amigo contándole que Uruguay se había muerto pero aquél entendió enseguida que yo estaba aludiendo al deceso de Mario Benedetti, acaecido en Montevideo el 17 de mayo pasado.
Los homenajes se han sucedido unos a otros; y también los artículos en la prensa digital, repasando su vida y su obra.
Personalmente, el Benedetti que se me quedó grabado en la memoria es el de LA TREGUA (novela/1960), LA MUERTE Y OTRAS SORPRESAS (cuentos/1968)y su libro de ensayos de título martiano EL EJERCICIO DEL CRITERIO (1995).
Confieso que no fui un gran lector de su poesía; sus versos me llegaron más bien a través de la música, cantados por Amparo Ochoa o Joan Manuel Serrat. O grabados por Benedetti mismo para diversos medios, como este “Cuestionario no tradicional”, registrado para la Fonoteca del Centro Virtual Cervantes. Recordemos juntos ahora a este jovialísimo escritor latinoamericano.

video

Espectáculos/1:Estrella Morente en Estocolmo

Unos amigos y yo estábamos esperando desde febrero la venida de Estrella Morente, cuyo recital de anoche en la Sala de los Conciertos cumplió con todas las expectativas de quienes apostamos por asistir.
Morente nació en el cante; bastó una sola canción-la primera- para dejar al público hechizado con el virtuosismo y la sensibilidad de su interpretación. Siguiriyas, tangos, tarantos y alegrías fueron saliendo con fuerza y naturalidad de su precioso repertorio, aunque se permitiera también cantar un par de temas fuera de la tradición flamenca, como ”Volver” y ”Nostalgias”.

Ovacionada largamente por un público de pie que le pedía más, Estrella Morente volvió al escenario para concluir su memorable actuación con una aflamencada –pero no por eso menos bella- versión de ”Gracias a la vida”, de Violeta Parra.
En este video que les pongo aquí, Estrella nos canta un poema de otro gran poeta chileno: Pablo Neruda.


martes, 26 de mayo de 2009

El cuándo de Chile/2: política ficción

Enríquez Ominami se pasa finalmene a las filas de Piñera y asume en la falange el rol de asesor de Asuntos Económicos. A su llegada, propone privatizar inmediatamente las empresas de Sebastián y Fernando Flores pero altos cargos de la coalición le avisan al subcomandante MARQUITO que aquéllas YA están privatizadas.

El desconcierto sigue reinando en la Concertación; finalmente todos huyen a alguna parte, registrándose los siguientes movimientos migratorios: el Partido Socialista se disuelve y sus militantes liberales se pasan al PPD; en cambio, los creyentes –porque los ha habido-ingresan a las filas de la Democracia Cristiana; por último, el ala izquierda decide este vez no fundar partido alguno y se pasa al Partido Comunista. ¿Y qué ocurre con Camilo Escalona, nuestro Barón Rojo de vergüenza? Se declara senador ultra independiente y desde aquel puesto estratégico sondea la posibilidad de crear futuras empresas o consultorías, de modo que la jubilación lo pille bien parado.

Por el lado del “JUNTOS -pero no revueltos- PODEMOS” se registran también cambios significativos. En un acto de humildad sin precedentes, Jorge Arrate -el Comandante de los Trabajadores- depone su candidatura y, arrastrando consigo a todo su movimiento de base, decide apoyar al candidato Alejandro Navarro.
El menos que era el MAS hasta entonces se convierte en una mayoría de izquierda que observadores extranjeros juzgan un poquito ultra. Allá ellos!

lunes, 25 de mayo de 2009

El Cuándo de Chile/1: los candidatos

Sigo las presidenciales chilenas desde el exterior vía Internet. Una par de horas a la semana, navego por páginas de la prensa y la televisión nacionales para llegar a los hechos. No es fácil, porque a menudo hay que sortear el culo de alguna vedette argentina o hacerle el quite a algún video sobre la fiebre colocolina; ésta ultima, más peligrosa que la gripe porcina o que las embatidas marítimas del Niño. Descubro que Chile parece estar siempre de fiesta y que la política –de carnaval vestida como diría Machado- es una invitada más en la Casa de Remolienda de nuestra pechugona y bamboleante república.

Constato primeramente que Chile no es la España medieval de las Tres Culturas, ésa en la que cristianos, moros y judíos convivieron hasta el rompimiemto de 1492. Chile es, más bien, el País de las Tres Farándulas inequívocamente identificables como la farándula mediática, la farándula política y la farándula futbolera. Desde el exterior parecen un trío de amigas alegres y dicharacheras protegiéndose mutuamente y retroaliméntandose sin cesar; un amigo santiaguino me confirma esta intución al contarme el chiste que a estas alturas es vox populi en el país: se está jugando la "Copa Lan Chile", que a su vez es transmitida por Chilevisión; la gana Colo-Colo y su capitán recibe el trofeo de manos de Sebatián Piñera. ¿Habrá una síntesis diálectica más superior que ésta? Lo dudo.

Me doy cuenta enseguida que la farándula mediática chilena no es muy pluralista a la hora de cubrir las presidenciales; se le da tribuna siempre a los mismos protagonistas, quienes generalmente son sometidos casi al mismo cuestionario tan oficioso como adjetivo; así sucede, por ejemplo, en el programa Tolerancia Cero, cuyos genios siguen, en verdad, un guión muy estricto que consiste en acosar falsamente a sus entrevistados. ¿Es que el periodismo crítico consiste en ventilar dimes y diretes entre los actores políticos o copuchar latamente acerca de los mismos, relegando para los minutos finales la cuestión fundamental, es decir, los programas políticos frente a los cuales los chilenos deben tomar partido?

Así, de este cuchicheo mediático surgen los perfiles políticos con los que yo me he ido familiarizando en las últimas semanas.
Sebastián Piñera –o Pirueta- sufre de centritis, que es la infección –muy contagiosa por cierto- que afecta a los políticos de derecha en tiempos de elecciones.Como lo sugiere su nombre, la centritis consiste en acercarse más y más al centro político; en la práctica, consiste en complacer al electorado con frasecitas para el bronce, con perogrulladas y obviedades igualmente memorables, pero pronunciadas de tal modo –y ahí está el aporte- que los potenciales votantes las perciben como dichas por primera vez. El cliché recupera su frescor y su emisor es el fresco que las dice ante una audencia virginal. Agrego que la centritis les ha rendido muy buenos frutos a algunos notables de la derecha internacional; pienso aquí en el español José María Aznar, que en su segundo mandato arrasó con los socialistas del PSOE y obtuvo mayoría absoluta en el parlamento. Lo mismo habría que decir del sueco Fredrik Reinfeldt, lider político conservador que en el 2006 le arrebató el poder a la socialdemocracia gracias a un sensatísimo y sistemático discurso de centro durante toda su campaña electoral. No sería raro que Piñera se esté haciendo asesorar por el equipo que estuvo detrás del éxito de estos dos conspicuos caballeros de la derecha política europea. Ojo, pues, con la centritis; no vaya a ser cosa que este Piñera o Pirueta se lleve el triunfo con un 60% en la primera vuelta y deje a medio mundo varado en la vereda tropical cadenciosamente dirigida a las presidenciales del 2018.

Del empresario
Eduardo Frei hijo no sabría qué decir salvo que durante muchos años sospeché que su sueño político real era ser EX presidente de Chile, para lo cual se vio obligado a pasar por el calvario de tener que ser presidente; ahora, cuando lo veo de candidato una vez más, le pido disculpas; este hombre de negocios tiene un genuino deseo de llegar a ser Primer Mandatario sin ninguna segunda intención.

En cuanto al jovencito de la película,
Enríquez Ominami, al escucharlo tuve la impresión de estar al frente de un dirigente estudiantil; no de los pingüinos exactamente sino de una de nuestras tantas Academias Superiores, incluida la de guerra. En todo caso, y sin ninguna duda, Ominami es la figura epónima de este otro fenómeno en el Chile típico del smog naciente: la teledemocracia y sus díscolos rayados. Que quede claro: este cineasta y filósofo ganará votos, y si triunfa, gobernará a distancia, desde su celular.

De los otros dos candidatos –
Arrate y Navarro- no me puedo pronunciar con rigurosidad, puesto que sólo recién me he enterado de que también formaban parte de la contienda electoral. Sin embargo, con Arrate los chilenos parecen haber recuperado el Siglo de La Luces y,con ello, los rumores-aunque no de sables- de la Revolución Francesa. Navarro, en cambio, ha puesto más el acento en la contemporaneidad y su internacionalismo es mucho más localista, puesto que guarda similitudes con el bolivarianismo de Chávez y con el movimiento social puesto en marcha en Boilivia por Evo Morales. Alejandro Navarro es el polo opuesto de la teledemocracia representada por Ominami; si a éste le basta con pasearse sonrientemente por las pantallas de la sofocante farándula mediática, a Navarro le asalta el imperativo de revovar la política de izquierda volviemdo a las fuentes quen le dan sentido: el pueblo.

A pesar de no ser candidato presidencial, el gestor y empresario Fernando Flores merece aquí un acápite especial.
De partida, Flores me sorprendió por su blog, Abriendo mundos, en el que deja testimonio de su voluptuosa capacidad de lector. Impresiona que un senador de la república tenga tanto tiempo para leer. Uno se pregunta: A qué hora duerme; y no sólo eso: a qué hora se ocupa de la política, de los problemas de su región.Desde la distancia, Flores parece un flamante becario de la república dedicado a reseñar libros en su página web y a viajar por Estados Unidos. Virtualidad y Realidad, las dos excelencias de este pájaro bilingüe. Ahora bien, ¿qué pretende Flores con su canción? Intuyo que desde ella quiere ser el killer que, de la mano de Bill Gates, nos matase microsoftly with his song. O sea, suavecito. Para un observador imparcial como yo –los chilenos en el exterior no tenemos derecho a voto- el conglomerado
CHILE PRIMERO da la impresión de ser no un movimiento popular sino un colegio profesional obcecado por la idea de que la renovación de la política pasa por el uso de las Nuevas Tecnologías, por la invención del software de salvación nacional. Yo creo que, a pesar de sus fogonazos, no hay claridad en la caverna de Mc Luhan; por el contrario, opino que la era digital borra huellas en TODAS partes; por eso es global.
Hasta una próxima.